22 de agosto de 2010

P. BUSCA PERRO...

Lleva meses pidiendo un perro, bueno quizás algo más de dos años. Primero le compre dos agapurnis y finalmente unas tortugas, pero a principio de verano a un compañero suyo le han comprado uno y nos ha pedido permiso para comprarse uno, eso si, con sus ahorros.
¿Y que hago, que digo yo?
Su padre parece encantado, no le importa que nos destroce la casa, esta dispuesto a pagar su manutención y encantado de tener alguien que le acompañe a pasear las tardes de los domingos.
En este, mi primer tramo de vacaciones, he visto uno que me gusta, me puede hacer algo de chispa, es tranquilo, según cuenta su dueña y pequeño.
Pero a P. le gustaría tener uno como este, es el que toda la vida ha visto en el pueblo de su padre.

3 comentarios:

Leti dijo...

Es una decisión que tenéis que tomar entre todos, sobre todo tu marido y tú, porque no es solo salir a pasear los domingos, están las frías noches de invierno, o por las mañanas cuando tienes un montón de prisa porque todos llegamos tarde, o los domingos cuando estás en pijama y no te apetece vestirte para salir …. Que te rifas por no salir con tú marido, que es lo que nos pasa a nosotros y menos mal que vivo en una casa y los mas que hago es pasear a la acera de enfrente, como es zona residencial hay veces que incluso salgo en pijama...
Pero es verdad que el regalo fue para mi hijo hace 7 años, pero la pobre perra...
*tiene que comer 2 veces al día.
*vigilar que tiene agua sobre todo ahora en verano que se evapora y se la bebe porque hace muchísimo calor.
*peinarla porque tiene el pelo largo.
*llevarla al veterinario, estar pendiente del vacunas, los celos y ahora embarazos psicológicos…
Vamos que la perra es mas mía que de nadie más, es verdad que me hace una compañía absoluta, que la quiero con toda el alma... que me tiene loca, porque me pongo a coser y se pone a mis pies, me voy a la cocina se viene, me siento a ver la tele se viene conmigo.
Ahora también tenemos una gata y si en realidad a tu hijo le gustan todo tipos de animales y no te importa un gato, es mejor de cuidar, no necesita tanta atención y por supuesto se puede quedar un par de días solo, que el perro no ¡¡¡¡ y a ver a quien se lo dejas...
Todo este tipo de cosas tenéis que plantear, porque el otro día fui a recoger a la gata a la perrera y me dio tanta pena de lo que vi, que me prometí a mi misma que si tenía alguna vez un perro, seria de allí.

BEGOÑA dijo...

Yo te voy a dar una recomendación porque veo la gran cantidad de abandonos de animales (pertenezco a una protectora de Jaca (huesca)) te puedo decir que si finalmente os decidis acercaros a alguna protectora de vuestra provincia porque hay perros de raza incluso con pedigri y están pidiendo a gritos que alguien los adopte.Yo por ejemplo tengo uno en acogida que es una monada.No va a ser muy grande y parece como un labrador y tiene la lengua negra ya que debe ser cruce con chow-chow y es una monada.Mira si lo quieres ver es guapisimo y buenisimo.Le pongo periodicos porque ahora no se puede bajar a la calle ya que le falta una vacuna y hace pis y caca en ellos.Mira te lo pongo para que veas que hay perros superbonitos y perros como Indo están deseando tener familia.
http://www.protectora-jaca.org/indo.htm

Bueno no te molesto más.Hagas lo que hagas lo compres o no meditarlo bien y explicarle a tu niñ@ que es una responsabilidad muy grande.Un beso guapa

Anamagico dijo...

Lo que son las casualidades..... Mi hijo también pide perro desde hace.... 7 años !! Primero recogimos dos gatitas que la madre no cuidaba bien y estaban malitas, con 15 días, y las criamos a biberón. Pero un triste accidente hizo que precidamente la suya (tengo dos hijos y cada gata era de uno de ellos) se cayera desde un 7º y muriera. Fue todo muy traumático.
Después vinieron los hamsters, por diferentes motivos de 3 nos queda uno.
Luego llegó el agaporni, que tampoco respondió a sus espectativas.....
Hay que ser realistas, lo que te da un perro, no te lo da ningún otro animal.
Finalmente, antes del verano lo hablamos en casa y se le dijo que sí, que a la vuelta de vacaciones tendría su perro. Ese día lloró (y yo también, de verlo).
Luego vino el decidir la raza, nos gustan grandes, pero en un pdio tampoco puede ser demasiado... así que como se informó en todos los sitios posibles, decidió que quería un Border Collie. Acabó de decidirse durante nuestras vacaciones (en Gales y Escocia, donde prácticamente no se ve otro perro). Y a la vuelta recogimos a nuestra preciosa Luna.
Ya sabíamos lo que era tener un perro en casa, y tenía claro lo que me tocaría, aunque tengo que decir que a sus 12 años es de lo más responsable. Limpia él el lugar de los periódicos (aun no la podemos bajar) y se encarga de su comida y de lavar su plato.
Además ya no sé no las veces que le oigo decirle "Te quiero mucho, sabes?" Y sólo eso creo que me compensará los madrugones de domingo y los chaparrones de invierno..... :-)
Espero que también vosotros encontréis vuestro compañero ideal.
Si quieres conocer la nuestra, su foto está en mi blog.
Besos
Anna

PS: Ah! casi se me olvida decirte lo bonito que es tu blog !!!..... :-)