27 de febrero de 2011

DIARIO PARA TI

La tarta un desastre, me ha pasado lo de siempre. La primera vez recuerdo que estábamos hablando por teléfono y se me olvido la harina. La segunda no puse el hojaldre y también hablamos por teléfono. Cuando el sábado me di cuenta que había añadido el arroz, las yemas y la mantequilla a la vez sin dejarlo enfriar no hablamos por teléfono, primero reí y luego llore, llore mucho.

Vrigi se puso las botas, comió todo lo que pudo y mas, la culminación llego cuando decidimos pedir unas hamburguesas del Carpanta para cenar y ella "LA COMPLETA". No se cual era el significado para ella de COMPLETA, pero cuando se la pusimos en el plato, giro enfadada su cara hacia otro lado, nos costo un rato convencerla. Lo mejor fue ver como la engullía, tenia prisa y parecía que alguien se la iba a robar.

Nos dieron la una de la madrugada jugando al Uno y al Tabú. La anécdota del Tabú, una descripción hecha por Javi de la palabra sobre peso .- Nana, antes no , ahora si... se oyó de todo desde tonelada, gorda, obesa... y lo peor que participarón todos los chicos, aunque yo el viernes no me quede atrás, tenia que describir estorbo y dije, lo que Javi es para mi y apunto estuve de decir y Mon para ti; pero Nai no lo adivino.
A Julio le gusto lo de la ruleta del Uno... Hablamos mucho de ti y nos emocionamos por momentos , pero allí estabas tu, presente entre los diecisiete.

El domingo llevamos a Virgi a la Feria de Manualidades y Julio se vino con nosotras de marujeo. Estuvimos buscando letras para el nombre que pretendemos que Nai y Mon pongan a su hijo@ cuando decidan quedarse embarazados: Pablo, Paula, Elena (con H o sin ella). ¿Cual te parece más bonito?. Compramos una composición de patchwork para hacerle una camiseta a Virgi y algún patrón de mantas para nino@s.

Hoy me he acordado del traje, si, si, aquel que os comprasteis igual Mari Cruz y tu y que con sus grandes solapas, la pata ancha y aquellos cuadros verdes, amarillos y rosas os hacían parecer un payaso. Os fuisteis de vacaciones a Mallorca. Y no dejo de repetirle a Julio lo cuco que fue cuando nos enteramos que erais novios y le íbamos a incordiar a su trabajo. El que ya sabia quienes eramos, nos tomaba el pelo.

Te llevo siempre a mi lado, me han regalado ese perrito que venia con el pañuelo que Mariana te regalo cuando estabas ingresada en el hospi y yo dije que me lo pedía. Me lo dieron el día de Reyes y desde entonces ya no llevo cuelga móvil, llevo un trocito de ti.

El otro día baje andando a la ofi y como había un poco de sol me asome a ver el mar en María Cristina, cinco minutos, pero dieron para mucho, recordé la bajada de las Fiestas de Puerto, te acuerdas, la cuadrillas, esas camisas que a mi madre le horrorizaban, si las de color azul Bilbao, y que depues de insistir e insistir me compro una en Julia Elearra. Por fin pude quitarme aquel niki de Pierre Cardin, que horror, que pijo.

He ido al cementerio con Nai, pero no he podido hablar contigo, he sentido que allí solo estaba tu cuerpo, para mi tu sitio esta en el cielo. Todas las noches después de tomarme mi pastilla para dormir y leer un rato, apago la luz, miro al techo y te hablo. Siempre comienzo con Hola Princesa...

Como me gustaría poder verte, tomar un café y discutir un rato. A veces resulta difícil continuar, el dolor resulta intenso, paraliza, ahoga y a algunos les cuesta levantarse cada mañana, pero tu deseo fue que continuáramos cada uno con nuestro camino y te lo debemos porque luchaste cada segundo, minuto, hora y día a pesar de saber que el tiempo corría en tu contra y nunca te fallo una sonrisa. Ya son dos meses sin ti.

Un beso "PRINCESA".

2 comentarios:

MARIA dijo...

Leerte... emociona, los sentimientos fluyen constantemente, eso significa vida, y en ti viven los que ya no están.
Muchos besos, mucho ánimo, y que el sol ilumine cada vez más tus días...
Y si te sale mal la tarta, sonríe, se equivoca el que la hace (aunque sean varias veces)...
Mª José (majogonga)

Leti dijo...

hmmmmmmmmm aunque es un relato triste, me encanta leerte porque en tus letras puedo sentir mucho pero que mucho amor... y eso me hace sentir bien, se que duele la perdida, pero tienes que ser fuerte, como yo siempre digo no se ha ido para siempre, porque siempre se quedará contigo en cada beso, en cada abrazo y en cada sonrisa que habeis compartido¡¡¡

un besin