30 de septiembre de 2012

MI ULTIMA AVENTURA





En el fondo de mi armario descansan mis sombreros, han viajado desde París, Londres o Viena, unos sacados de un cajón en un rastro, otros cambiado por algo que yo llevaba o comprado a un jardinero en un Hotel.

El domingo cuando una de mis sobrinas se puso el vestido negro que iba a llevar a una boda me pareció verla muy seria y con un broche que tenia y una rafia marrón le prepare una especie de adorno para el pelo.
Ella es muy rara y primero hay que convencerlaaaaaaaa!!!!. 
Me ofrecí para hacerle un tocado para el pelo y entre risas le dije: así no parecerás una monja merluza ( el vestido en la parte de la falda parece que lleva escamas, pero no le hace parecer un pez).

Este es el resultado, ya se que me va a matar porque le he añadido alguna cosita más que no estaba en el contrato.

Para deleite vuestro os dejo dos mini sombreros de mi Casa Inglesa.

2 comentarios:

Naiara Ruiz dijo...

Probablemente tu sobri no te mate por los extras...igual hasta la vuelves un poco menos rara ;)

Marián dijo...

Hola Nana, ¡¡¡¡que blog, está lleno de maravillas!!!, estoy haciendo una Tilda y no me gusta como me queda ni los brazos ni el pelo, estoy toda la tarde buscando por internet y ¡¡¡te he encontrado!!! que contenta estoy.
Gracias, que sería de las que como yo no sabemos y queremos aprender, por compatir.
Besitos
Marián
http://missbisuteria.blogspot.com