1 de abril de 2009

MI HIJO SE HA IDO DE CASA

Solo tiene 7 años ½(como él dice) y ya se ha ido de casa. No os asustéis, no se ha ido para siempre, vuelve el viernes. Esta con todos sus compañeros de colegio en una granja escuela aprendiendo a hacer pan, ordeñar, montar a caballo y sobre todo vivir sin su padre y su madre.

Todo empezó el año pasado, cuando paso al colegio grande. A mitad de curso su tutora les hablo de la Granja Escuela a la que todos los alumnos van cada dos años para enriquecerse de algo que hoy en día ya no se ve en nuestros pueblos…. El estaba muy ilusionado, me decía que le íbamos a echar de menos, pero que se iba a ir un par de días con sus amigos. Ya en el mes de Abril comenzó a planificar su viaje: la maleta que iba a llevar, que ropa, el neceser de Port Aventura, un libro y la cámara de fotos digital que yo ya no uso y que me pidió se la regalara. Yo en una tutoría con M. hable del miedo que me daba este tema y de la que nos iba a montar, ya que no creía que mi hijo dejara el nido ni siquiera por unos minutos (jamás ha ido a dormir a casa de nadie y ni siquiera quiere cenar en casa de los abuelos). Yo era muy consciente que en el momento de irse iba a triunfar su miedo a lo desconocido. Ese miedo le puede, le supera…………….

Cuando comenzó segundo de primaria no hablaba de Baratze y hacia el mes de Enero comenzó a decir que no era obligatorio y que él no quería ir. A medida que pasaban los días notaba más y más su deseo de quedarse en casa. En febrero comenzó a insistir por las noches que él no quería ir, pero lo hacía de una manera solapada por si la idea colaba. Yo pensé que no era capaz de decírselo a sus amigos, pero sé que lo hizo. Intente razonar con él, hablarle, si fuera algo malo yo no te dejaría ir, vas a estar con tus amigos, vas a aprender a hacer pan, a ordeñar, quizás veas nacer un corderito o ganes el Gran Huevo…
A quince días de la fecha señalada no lo veía muy convencido pero si me daba cuenta que el cada día comprendía mejor que tenía que ir.

El domingo por la noche lloro y el martes por la mañana otro poco más. Ese mismo día me fui a la oficina con el peor cuerpo de toda mi vida, le comprendía pero debía obligarle a ir por su bien.
Ayer cuando llegue por la noche estaba muy animado y eligió la maleta, cogió la lista y fue tachando a la vez que metía las prendas en la maleta. J. y yo nos sentimos un poco más tranquilos, después de cenar J. me conto que había hablado con él y ya en la cama P. me dijo que su tutora le había dicho que si se había apuntado tenía que ir. Increíble, cobarde pero había intentado zafarse. Hoy por la mañana ha echado unas lágrimas y alguna más en la parada acompañado de M.C., pero no ha montado un drama, se ha subido al autocar y con cara triste ha dicho adiós.

Llevo todo el día perdida, he llegado a casa y J. estaba igual. Se nota un gran vacío y todos nos preguntan si necesitamos pañuelos.
Ya ha llegado la noche, me imagino que habrán cenado, duchado y ahora estarán en la habitación, espero que le haya tocado con su mejor amigo.

El viernes iremos a buscarle al cole y será muy satisfactorio saber que se lo ha pasado en grande y sobre todo, aunque él no se dé cuenta, habrá superado una barrera más en su corta vida.
P. te echo de menos.

3 comentarios:

Malu Lara dijo...

Amiga, que pesar y que admirable eres yo creo que yo no hubiera sido apaz de dejarlo ir, ayer mi niña de 4 años tubo su primer paseo en la escuel nada extraordinario, iban y venian en un rato y yo me la pasé con la angustia toda la mañana hasta saber que había llegado, pedí a la escuela me dejaran acompañarla y no quisieron, afortunadamente ella se la pasó de locura pero mientras yo, con el alma en un hilo y ahora que veo tu post, Madre Santa!! como debes estar sobreviviendo!!!! Ojalá se te haga leve la espera.


Besos!!

Maricruz dijo...

Tengo tres varones, son muy independientes pero yo soy como una gallinita con sus pollitos, me gusta tenerlos contaditos y a mi vista...siempre hay una primera vez, pero es mejor para ellos que sepan manejarse solos. Ya los mios tienen 18, 15 y 10 y cuando estamos juntos es eso: JUNTOS, pero cuando ellos tienen que separarse lo hacen sin mucho trauma. Tranquila que todo pasa y lo que queda es lo mejor, el aprendizaje con amor. Un beso!!

PINK DAYS STUDIO-ATELIER dijo...

que suerte que tienes de dejarlo ir, yo no los dejo solos con nadie, ni con un vecino ni con amigos ni en la casa de nadie solo en la casa de su abuela se pueden quedar. me da terror que le hagan algo y que suframos todos, que suerte la tuya de no sufrir su ausencia¡que envidia¡
saludos¡¡