30 de julio de 2009

CURIOSO

Esta mañana, haciendo un alto en mi estresada jornada (solo queda un día para las ansiadas vacaciones), se me ha ocurrido una idea, bueno no, no, no se me ha ocurrido nada. tengo la cabeza que ya no rige, no coordina ni pensamientos ni movimientos, estoy "out".
Voy por la calle con el móvil y las llaves en la mano, he puesto alarmas que suenan cada 9 minutos y mi bolso esta lleno de papeles con anotaciones y recados....

En medio de esta locura he comentado con mis compañeros la ultima hazaña ortográfica de mi hijo: "lentejas" se escribe con "g", es decir, "lentegas" y "caja" se escribe con "g", es decir "caga" y nos hemos reído un rato. Resulta curioso pero con lo de "caja-caga", no creo que P. se olvide del la "j" y la "g".

Así que en vez de hacer una reflexión de algún que otro horror de la vida me apetece hablar de curiosidades y curioseando por google he descubierto:

SIEMPRE RECUERDA AQUELLOS A QUIENES SIRVES
En los días en que un helado costaba mucho menos, un niño de 10 años entró en una heladeria y se sentó a una mesa. La camarera puso un vaso de agua en frente. "¿Cuanto cuesta un helado de chocolate y almendras?", pregunto. " sesenta centavos", respondio la camarera. El niño sacó su mano del bolsillo y examinó un número de monedas. "¿Cuánto cuesta un helado solo?", volvió a preguntar. Algunas personas estaban esperando por una mesa y la camarera ya estaba un poco impaciente. "treinta y cinco centavos", dijo bruscamente. El niño volvió a contar las monedas. "Quiero el helado solo", dijo el niño. La camarera le trajo el helado, y puso la cuenta en la mesa y se fue.
El niño terminó el helado, pagó y se fue. Cuando la camarera volvió y empezó a limpiar la mesa, le costó tragar saliva con lo que vio. Allí, puesto ordenadamente junto al plato vació, había los treinta y cinco centavos y veinticinco más.... su propina.
DONAR SANGRE
Hace muchos años, cuando trabajaba como voluntario en un Hospital, conocí a una niña que sufría de una extraña enfermedad. Su única oportunidad de recuperarse aparentemente era una transfusión de sangre de su hermano de 5 años, quien había sobrevivido milagrosaménte a la misma enfermedad y había desarrollado los anticuerpos necesarios para combatirla. El medico explicó la situación al hermano de la niña, y le preguntó si estaría dispuesto a dar su sangre a su hermana. Yo lo vi dudar por solo un momento antes de tomar un gran suspiro y decir: "Si, lo haré, si eso salva a mi hermana"
Mientras la transfusión continuaba, él estaba acostado en una cama al lado de la de su hermana, y sonriente mientras nosotros lo asistíamos a él y a su hermana, viendo retornar el color a las mejillas de la niña. Entonces la cara del niño se puso pálida y su sonrisa desapareció. Miró al doctor y le preguntó con voz temblorosa: "¿A qué hora empezaré a morirme?".
Siendo solo un niño, no había comprendido al médico; él pensaba que le daría toda su sangre a su hermana. Y aun así se la daba.
" ¿Curioso, verdad?"
Felices vacaciones a todos los que las tengais.

4 comentarios:

*Ele* dijo...

Hola Nana!! me encanta la inocenica de los niños, y bueno es que todo lo que expresan, vaya es que no tengo palabras como describirlo, sólo puedo decir, los adoro!! muy lindos los relatos, gracias por compartirlos!!
Un beso grandote para tí y tu angelito!!
Buen finde y felices vacaciones!!

Magda dijo...

Los dos relatos son muy bonitos, verdaderamente los niños son capaces de hacer cosas que no nos podemos ni imaginar.
Buen verano, a mi aún me queda una semana de curro, intentaré llevarla lo mejor posible.
Hasta pronto!

gem dijo...

Hola espero que disfrutes tus vacaciones, te distraigas haciendo las maravillosas cosas que sabes hacer y no te olvides de compartirlas con nosotras tus fervientes seguidoras. Visita mi blog que te he dejado un mimo.Cariños
gem

teresa dijo...

Cuando mis hija eran pequeñas un día Paloma, la mas pequeña, vino muy enfadada porque sus hermanas le habían dicho que ella no tenía niños en la barriguita. Entonces como los tendré de mayores??? Ayer su hijo me hizo la misma pregunta.
Creo que lo voy a poner en mi blog.
Disfruta de tus vacas
Besos. Teresa