20 de agosto de 2009

EN ALGUN LUGAR SIEMPRE EN NUESTROS CORAZONES

Miércoles, 20 de Agosto 2008. A las 15.00 hrs, la presentadora informaba de un accidente en Barajas, no pareció grave, daba la impresión que un avión se había salido de la pista, pero sin llegar a despegar. A medida que las noticias avanzaban se iban conociendo algunos datos, había sido en el despegue de un avión de spanair, había algún muerto y bastantes heridos…

Una hora después, se podía leer en todos los diarios de internet:


DANTESCO ACCIDENTE EN BARAJAS


Segundo a segundo la cifra de muertos ascendía. 153 fallecidos y 19 herido graves y conocíamos que en el avión había 20 niños, dos bebes y muchas familias. Solo una azafata sobrevivió aunque herida de gravedad.

En el Telediario de las nueve se mostraron imágenes dantescas, podía percibir el gran dolor de las familias, la esperanza de volver a ver con vida a los suyos y personas desgarradas: dos hijas, un nieto y el yerno en ese avión.

A partir de ese momento y durante varios días los informativos, los periódicos y las radios estuvieron hablando del accidente. Se dijo mucho, todo, poco y nada. Se hablo de quiebra en la compañía, muchas horas de trabajo, piezas de segunda mano e incluso agua en vez de gasolina. Lo que más indigno fue la actitud del representante de la compañía aérea y el bla, bla de algunos que intentaban buscar un error humano en los pilotos (no se perdía nada).

Millares de voluntarios de todas partes acudieron al Tanatorio improvisado para dar ayuda sicológica, moral, humana y afectiva a los familiares. El drama más estremecedor, no había hecho más que comenzar. Algunos tardaron semanas en recuperar a sus seres.

Un año después y tres días antes del aniversario la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidente de Aviación Civil manifiesta que “Una cadena de errores, humanos y técnicos……….. acabo con la vida de 154 personas. La tripulación no configuro adecuadamente el avión para el despegue……no reviso correctamente la posición de los alerones…… “

Nunca vimos, ni supimos del dolor de los familiares de la tripulación, la indiferencia hacia ellos hizo que pensara en terrorista y me causo gran dolor pensar en esa madre, aquellos niños de 3,5 y 6 años que habían perdido a su padre, los hermanos, sus amigos y los compañeros de trabajo que desde el minuto cero, tuvieron que estar en sus puestos de trabajo aguantando algún que otro insulto.

1 comentario:

*Ele* dijo...

Vaya anecdota de la vida, en veeerdad indignante, pero bueno, muchas de las ocasiones nunca nos enteramos ni nos eneraremos de los hechos reales, gracias a todos los malos manejos internos de las compañías e instituciones y lo peor es que se han llevado vidas inocentes de por medio, en fin.
Bueno te dejo un saludo bien grande y unos mimos en mi sitio, pasa cuando tengas tiempo.